Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

TIEMPO DE PASCUA

¿Qué es el tiempo de Pascua?

El tiempo pascual comprende cincuenta días (en griego = “pentecostés”, vividos y celebrados como un solo día: “los cincuenta días que median entre el domingo de la Resurrección hasta el domingo de Pentecostés se han de celebrar con alegría y júbilo, como si se tratara de un solo y único día festivo, como un gran domingo” (Normas Universales del Año Litúrgico, n 22).

El tiempo pascual es el más fuerte de todo el año, que se inaugura en la Vigilia Pascual y se celebra durante siete semanas hasta Pentecostés. Es la Pascua (paso) de Cristo, del Señor, que ha pasado el año, que se inaugura en la Vigilia Pascual. Es la Pascua (paso) de Cristo, del Señor, que ha pasado de la muerte a la vida, a su existencia definitiva y gloriosa. Es la pascua también de la Iglesia, su Cuerpo, que es introducida en la Vida Nueva de su Señor por medio del Espíritu que Cristo le dio el día del primer Pentecostés. El origen de esta cincuentena se remonta a los orígenes del Año litúrgico.

Dentro de la Cincuentena se celebra la Ascensión del Señor, ahora no necesariamente a los cuarenta días de la Pascua, sino el domingo séptimo de Pascua, porque la preocupación no es tanto cronológica sino teológica, y la Ascensión pertenece sencillamente al misterio de la Pascua del Señor. Y concluye todo con la donación del Espíritu en Pentecostés.

La unidad de la Cincuentena que da también subrayada por la presencia del Cirio Pascual encendido en todas las celebraciones, hasta el domingo de Pentecostés. Los varios domingos no se llaman, como antes, por ejemplo, “domingo III después de Pascua”, sino “domingo III de Pascua”. Las celebraciones litúrgicas de esa Cincuentena expresan y nos ayudan a vivir el misterio pascual comunicado a los discípulos del Señor Jesús.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Imprimir

Cual doce apóstoles
Enviados por Jesús
Trayendo la cruz por bandera
Salieron de su patria un día
Rumbo a La Araucanía

Educar y Evangelizar
Para que en Cristo tengan vida
Es la gran gestión
en la historia de la Fundación

Fundación del Magisterio de La Araucanía
Creciste con la bendición de Dios
Enseñando el Evangelio
Junto con la Educación
La gran familia
Que te da la vida
Desde el alumno al profesor
Te llevara por siempre
Grabado en su mente y corazón

Stella Maris
Semilla que sus frutos dió
Regada con las aguas del Cautín al Pichoy
Cumple su labor
Ser la primera de una gran misión

Fundación del Magisterio de La Araucanía
Creciste con la bendición de Dios
Enseñando el Evangelio
Junto con la Educación
La gran familia
Que te da la vida
Desde el alumno al profesor
Te llevara por siempre
Grabado en su mente y corazón.